Ingeniero: ¿qué proyectas con tu atuendo?

Ser ingeniero o ingeniera

El talento es fundamental, pero también es importante proyectarse. Cada uno de nosotros somos la imagen viviente de nuestra empresa, incluso en escenarios que parecen personales: en redes sociales, en encuentros, en reuniones, en la calle. Es allí donde nuestros valores brillan o se opacan.

Es importante tener en cuenta que el ingeniero y la ingeniera son el arquetipo o la representación mental que las personas tienen del sector constructor.

Queremos que nuestra marca se distinga al proyectar calidad, solidez y respaldo, y para ello, nuestros ingenieros y colaboradores somos embajadores.

Reflexiones

Por ello, queremos compartirles tres reflexiones de un artículo de David Navarro, consultor en imagen de negocios, en el medio mexicano La Expansión CNN. En él se abordan aspectos sobre la imagen que generan estos profesionales que son la mente y corazón de nuestro sector.

Esta reflexión es extensiva a todos nuestros colaboradores en general. La idea no es volvernos estereotipados, pues todos tenemos personalidades diversas. El mensaje de fondo es simplemente pensar más en la imagen que proyectamos.

Ser y proyectar

Cuando un ingeniero empieza a tratar con clientes y deja un puesto operativo o de mando medio para ejercer un cargo de mayor nivel y liderazgo se enfrenta con el nuevo reto de codearse con los ejecutivos de áreas administrativas y hasta con el director general, personas que saben de la importancia de la imagen (aunque claro hay muchas excepciones). ¿Cuál es el secreto entonces? Debes SER Y PARECER el mejor.

El atuendo comunica

¿Cuál es la realidad? Ellos y sus colegas lo saben: los ingenieros son muy buenos en lo que hacen pero su vestimenta no siempre comunica el mismo mensaje.

Interesarse por la imagen

Empieza a interesarte por tu vestimenta y te invito a que lo veas desde esta nueva óptica: «tu imagen y manera de vestir deben respaldar tu posición». La ropa que usas comunica sin palabras: tu liderazgo, puesto o cargo que desempeñas, capacidad, habilidades, profesionalismo, qué tan lejos quieres llegar, tu educación y cuánto te tomas tú mismo en cuenta.

 

 

 

Redacción: Carlos García, director de Comunicaciones CFC. dircom@cfcya.co

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: